Regresar al blog
17 ene 2022 • Roberto González / Edición: Daniela Gamboa
Cuatro tips para SEO con Google (Parte 1)

Cuatro tips para SEO con Google (Parte 1)

Entender cómo funciona el posicionamiento en Google es una tarea fácil de comprender, pero difícil de dominar.

Es más ciencia que magia.

Sobre todo para las páginas que acaban de iniciar en la web, es un tremendo reto, pero desde luego una meta muy deseable para ir escalando. Aunque se sabe que hay pasos que son necesarios como los metadatos y la optimización de imágenes, existen otras que resultan ser un tanto ambiguas.

En este artículo hablaremos sobre los mejores consejos que puedes seguir para empezar a escalar las posiciones del buscador, independientemente si utilizas estos CMS o si haces la página totalmente personalizada desde cero.

  1. ¡Usa los meta datos!

Este es uno de los aspectos que se dan “por hecho” que son necesarias. Muy probablemente ya los conoces: hablamos de las etiquetas HTML que ayudan a Google a entender un documento.

Primero que nada debes asegurarte de que todas tus páginas incluyen un título y una descripción que hable sobre el contenido de cada página. Aunque se trata de un paso muy básico y hasta cierto punto obvio, hemos visto muchísimas páginas que no hacen un uso correcto de estas etiquetas. Páginas que bombardean sus descripciones con miles de etiquetas como si fueran keywords (etiquetas que después ni siquiera están presentes en el documento que se muestra) o que ponen mucho contenido repetido a lo largo del sitio web.

Entre otros datos importantes a considerar están las descripciones alt de las imágenes. Mucha gente busca contenido gracias al buscador de imágenes y, si tus imágenes no se describen, Google no tendrá forma de mostrarlas como resultados. 

Visita el manual de Google para SEO para ver todas las etiquetas soportadas.

  1. Palabras clave generales vs palabras clave de “cola larga”

Para cada negocio y giro existe una infinidad de palabras clave posibles. Lo que uno necesita saber es exactamente cuáles de estas palabras clave atacar. Los términos keywords y long-tailed keywords son muy usados durante este proceso.

Una palabra clave genérica (keywords) sería, como el mismo nombre da a entender, las palabras clave en su forma más generalizada posible. Por ejemplo, “Página web”, “Bebida”, “Película”, “Agencia de marketing”. Éstas palabras clave tienen una ventaja muy clara y es que se trata de los términos que recibirán cientos y miles de búsquedas por día, pero también significa que habrá una competencia contra cientos y miles de páginas diferentes que usarán esos mismos términos. Asegúrate de contar con estas palabras en tu sitio web.

Las palabras clave de cola larga (long-tailed keywords) son términos más específicos, casi siempre compuestos de varias palabras y que se usan para describir el contenido con mayor detalle que una palabra clave genérica. Ejemplos de palabras clave de cola larga serían “Páginas web para e-commerce en Mérida”, “Bebidas energéticas bajas en azúcar”. Tienen la desventaja de que son términos que menos gente buscará cuando se compara con las palabras clave genéricas, pero su mayor fortaleza, es el hecho de que esas personas podrán llegar a tí con mayor facilidad, sobre todo si explotas correctamente estas palabras clave detalladas.

Shopify ha escrito un artículo detallando buenas prácticas para la creación de estas palabras clave. Te invitamos a leerlo.

Continuará…

Quizá quieras echarle un ojo...

¿Nos tomamos un café virtual?