Partir de una desigualdad para llegar a la igualdad

Partir de una desigualdad para llegar a la igualdad
16 de Junio de 2021Yoco

Acabo de escuchar esta frase en un video de Diego Ruzzarín (la dijo Andrés Pugh).

Estoy escribiendo los primeros artículos de blog de nuestro sitio web, porque “zapatero a tus zapatos” sólo se cumple después de 16 años de “hacer zapatos”.

Mientras escribo, regreso a la pregunta recurrente que me hago desde hace meses: ¿cómo diablos reúno feminismo, nuevos capitalismos y producción digital en un discurso honesto y coherente con la filosofía de nuestra empresa? ¿tiene un sentido comercial o, por lo menos, existencial hablar de este híbrido que traigo en la cabeza? Obviamente me inclino a pensar que sí y por eso estoy aquí.

Ayer le dije a mi amiga Mariana que nosotres trabajamos preferentemente con y para mujeres. Ella vende huevos de gallinas de libre pastoreo, de-li-cio-sos y cada vez que me entrega mi dotación quincenal, platicamos un poquito sobre los adolescentes, las empresas y la vida en general. Ayer, mientras se iba, pensé en que tal vez mi declaración tan abierta a preferir trabajar con mujeres podría sonar injusta para la otra mitad: tanto nuestro equipo de trabajo, como nuestros clientes, son 50% hombres y mujeres.

Entonces decido partir de la injusticia de preferir colaboraciones con las minorías simbólicas para “hacer negocios” que con quienes ya tienen el camino adelantado (hombres-blancos-cis, sí). Y pues tengo a mi otro 50% que en su mayoría simpatiza con nuestra aparente excentricidad.

Meme2

Entonces este será nuestro primer post del blog. Es 2021, estamos en la infinita recta final de la pandemia Covid-19 y todo se está reinventando.

Ime Maldonado
@misscircuitos.